Header Ad

Más Visto

El Arco de Cabo San Lucas podría desaparecer en los próximos años

Símbolo del municipio mexicano de Los Cabos, el singular Arco de Cabo San Lucas, formación rocosa en la unión del Océano Pacífico y el Golfo de California, presenta fracturas en su base granítica a causa del implacable paso del tiempo que presagian su colapso en un futuro indeterminado. 

Los Cabos, en el estado de Baja California Sur, es mundialmente conocido por sus bellezas naturales y gran turismo. Su extremo meridional es el punto exacto donde el Pacífico y el Golfo de California se unen y contrastan con el desierto montañoso. 

Es también llamado «Finisterra», el fin de la Tierra, ya que es donde termina la Península de Baja California. 

Indudablemente el lugar más emblemático de este destino del noroeste de México es el singular Arco de Cabo San Lucas, a veces llamado Arco del Fin del Mundo, una formación rocosa que por su forma se ha convertido en motivo favorito de las postales de propios y extraños. 

En algunas ocasiones, cuando baja la marea, es posible caminar por debajo de su curvatura en la Playa de los Enamorados, que emerge al descender el nivel del agua. También suelen verse leones marinos tomando el sol sobre sus rocas. 

Sin embargo, en los últimos años geólogos investigadores se han percatado de algunos cambios en la estructura de esta formación rocosa. Luego de los últimos ciclones tropicales los científicos han encontrado en sus recorridos derrumbes y fracturas en la base granítica del Arco. 

A mediados de septiembre de 2014 el Arco de Cabo San Lucas fue el primer punto en que el huracán Odile impactó tierra firme. El fuerte oleaje provocado por los vientos superiores a 140 kilómetros por hora causaron un cambio drástico en el ecosistema del lugar, removiendo toneladas de arena, causando derrumbes en la estructura y barriendo con la flora y fauna de la zona. 

Forgot Password