Header Ad

Más Visto

En 5 años lagunas se recobrarán

Por una disminución de 30% de lluvias en la selva Lacandona y aumento de la temperatura, derivada del fenómeno del Niño, las lagunas de Nahá y Metzabok bajaron su nivel de agua y tardarán hasta cinco años en recuperarse, dio a conocer la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

En rueda de prensa, la dependencia federal explicó que, de 2010 a 2019, la temperatura media en Chiapas se ha incrementado de 30 a 34 grados.

Por ello, desde 2014 se inició un monitoreo en la zona debido a la ausencia de lluvias. Pero fue en enero de este año cuando comenzaron a notar la disminución del agua.

Los biólogos trasladaron peces y seis cocodrilos a otra laguna, con el fin de protegerlos, dijo Adrián Méndez, director regional Frontera Sur Istmo y Pacífico Sur de la Conanp.

“El Área Natural Protegida no es ajena a lo que sucede en su entorno. La deforestación fuera de las áreas naturales protegidas también está alcanzando a los polígonos de estos espacios naturales. La importancia hidrológica de la región selva Lacandona no radica en el escurrimiento superficial, sino en el proceso de captación de agua en lagos”, explicó.

ES LA SEGUNDA VEZ

Esta disminución del nivel de agua se trata de un fenómeno frecuente durante las temporadas de estiaje.

Sin embargo, es la segunda ocasión que se seca por completo; la primera fue en los años 50 del siglo pasado y tardó siete años en abastecerse de líquido.

Además de estas lagunas de la Lacandona, áreas protegidas como el Cañón del Sumidero, lagunas Montebello y el Ocotalito en Nahá, también se encuentran en riesgo por sequía.

La Conanp mantendrá el monitoreo de las condiciones que guarden las lagunas de la Lacandona, con el fin de confirmar si tienen relación con los efectos del cambio climático y si esto ocurre con frecuencia en los siguientes años.

Forgot Password